El corcho


El corcho

alcornoque y corchoEl corcho es un producto escaso, de distribución muy limitada. No son pocos los aficionados al vino que no lo conocen.

El alcornoque, que produce  el corcho es un árbol de porte mediano, hoja perenne,  requiere terrenos poco fértiles, un régimen de pocas lluvias, y es capaz de soportar temperaturas extremas.  Su distribución esta limitada a los países mediterráneos, es abundante en la Península Ibérica ( España y Portugal ) aunque también se puede encontrar en Marruecos, Argelia, Túnez e Italia . El corcho es la corteza del alcornoque (Quercus suber), un tejido vegetal que en botánica se denomina felema y que recubre el tronco del árbol. Cada año, crece una nueva peridermis (formada por anillos que crecen de dentro hacia fuera del alcornoque) y se superpone a las más antiguas, formando así esta corteza. El corcho puede presentarse como producto directo de la extracción de la corteza o elaborado para su utilización en diferentes áreas.

La extracción del corcho del alcornoque se llama descorche o saca y se realiza cada 9 o 10 años.

La producción mundial de corcho es de unas 340.000 toneladas, de las cuales Portugal produce un 61%, España un 30%, e Italia un 6%.

El aprovechamiento del alcornoque se remonta a la Edad de Cobre y de Bronce.

El corcho siempre se ha usado para las artes de pescar y hace unos cuantos años se usaban flotadores de corcho cuando se aprendía a nadar. A medida que uno se sentía más seguro, el profesor iba  retirando las placas de corcho, con la consecuencia (vivida en persona) de un calambre de todo el cuerpo por el miedo y el agua fría.

Se usa también para la fabricación de instrumentos musicales, como la lengüeta de las flautas o la caja de resonancia de algunas  zambombas.

La utilización de los tapones de corcho para botellas empezó en el siglo XVIII.

 

+ There are no comments

Agrega el tuyo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.